La respuesta a la Comunicación es el Comportamiento

La respuesta a la Comunicación es el Comportamiento

Generalmente cuando nos comunicamos lo hacemos desde nuestro estilo, por lo que casi de manera inconsciente hablamos como a nosotros nos gustaría que nos hablen y no, como a la otra persona le gustaría que le hablen. Durante el proceso de comunicación debemos practicar la observación, ya que el comportamiento es el indicador de la recepción de nuestro mensaje. Intentemos recordar alguna oportunidad en la que alguien te esta diciendo algo y sus gestos, tono, comportamiento no verbal en general te esta enviando un mensaje totalmente incoherente con las palabras que esta utilizando. Lo mismo sucede cuando como líder dices algo y tu comportamiento es totalmente diferente a lo esperado y crea un efecto de desconfianza de los colaboradores hacia ti como líder.

La observación y la empatía son herramientas clave en el proceso de comunicación. La empatía, porque desde el momento que tengamos claro que hay personas diferentes a nosotros, con intereses diferentes, necesidades diferentes, aptitudes diferentes, actitudes diferentes, entonces vamos a comunicarnos de la manera que a la otra persona le gusta y necesita que se comuniquen con ella y es ahí donde ponemos en práctica la observación y podemos validar si el comportamiento de la persona es coherente con la respuesta que esperamos a través, del mensaje que estamos enviando en nuestra comunicación.

Como líder hay que detenerse y preguntarse si realmente me estoy comunicando de la manera correcta, si la respuesta que estoy recibiendo es la que estoy buscando, si se esta entendiendo mi mensaje y si la respuesta a través de la conducta que exhibe la persona con quien me comunico es la respuesta esperada a lo que estoy tratando de comunicar.

La observación de la conducta y la empatía también me ayudan a respetar los intereses y valoraciones de los demás, ya que en ocasiones puedo generar conflictos innecesarios porque en mi comunicación, le resto importancia a las cosas que en mi propio orden de prioridades son las menos importantes, sin tomar en consideración que para la otra persona en el orden de sus prioridades están como las numero uno.

En conclusión, mi mensaje es, que practiquemos la observación en el proceso de comunicación, ya que el comportamiento que emite la persona con quien nos comunicamos es nuestra más clara respuesta.

Ivelisse Ramirez

Ivelisse Ramírez
Ivelisse Ramírez
Psicóloga con postgrado en RRHH, especializada en Gestión de Talentos y Desarrollo Organizacional. Miembro de la Asociación de ADOARH (Asociación Dominicana de Administradores de Gestión Humana) y Miembro de Society for Human Resource Managementshrm.org